5 Cortes que no deben faltar en tu asador

5 Cortes que no deben faltar en tu asador

Puedes encontrar en la res una amplia variedad de cortes, los cuales se obtienen de zonas conocidas como lomo y costillar. Partes que se caracterizan por tener una carne suave, jugosa y con un sabor único.

A continuación, te presentamos 5 cortes que los amantes de la parrillada preparan en cada oportunidad:

RIB EYE

Uno de los cortes más finos y suaves. No tiene hueso y posee una gran cantidad de marmoleo lo que lo hace tierno y de gran sabor. Para obtener un gran asado, se recomienda un grosor de ¾ a una pulgada en adelante, en término ¾ para conservar su suavidad y jugosidad.

 

PORTERHOUSE O T-BONE

Un corte que proviene de la parte media del lomo de res. Si bien ambos nacen de ese lugar y tienen un hueso característico en forma de T, el Poterhouse comienza en la parte trasera donde se encuentra el filete, por lo que salen dos cortes en uno. Conforme avanza, el filete se hace más pequeño convirtiéndose en T-bone. Se recomienda en cortes de ¾ de pulgada en adelante y en término de ¾ para conservar suavidad y jugosidad.

 

TOP SIRLOIN

Corte fino en forma ovalada y de gran dimensión. Esta pieza proviene de la pulpa más suave de la pierna, por lo que es considerado un corte magro, limpio, sin grasa y sin nervios. De hecho, se rebana dejando grasa intermuscular alrededor para guardar el sabor y jugosidad. Se recomienda prepararlo a término medio.

 

NEW YORK

Un corte que posee marmoleo medio y textura firme. Ligeramente magro y sin hueso, pues es una pieza que viene de la parte media del lomo y de un músculo que no trabaja mucho, por ello es una carne tierna y de exquisita textura. Un corte versátil que se puede cocinar en parrilla o sartén, sin perder el sabor.

 

COWBOY

Este corte es el Rib eye con hueso y con una porción de costilla que sobresale del lomo que se obtiene de la quinta a la onceava vértebra del costillar. Se sugiere en cortes de porciones mayores a los 350 gramos para conservar su jugo. Se recomienda cocinarlo a la parrilla, a un termino medio o ¾ para aprovechar sus jugos.

AGUJA

Un corte que goza de una buena cantidad de marmoleo, lo que lo hace muy jugoso. Este proviene del centro del diezmillo, de la primeras cinco vértebras o la parte baja del lomo. Un corte que tiende a no pasar de una pulgada y media de ancho. Uno de los más consentidos de los parrilleros. Puede ser bueno en cualquier presentación, tanto en tacos como en un steak house lujoso.

 

Y a ti, ¿cuál te gusta más?