Lo que tienes que saber sobre la carne envasada al vacío

Lo que tienes que saber sobre la carne envasada al vacío

El envasado al vacío consiste en extraer el oxígeno del envase que contiene el producto. De esta manera se evita la oxidación y putrefacción de la carne, prolongando su vida. Esto se produce debido a que la atmósfera queda libre de oxígeno, se retarda la acción de bacterias y hongos, lo que posibilita comer el producto luego de un mayor período de almacenamiento.

En general las carnes refrigeradas pueden preservar su frescura durante aproximadamente 6 meses. Ya sean crudas o cocidas, las carnes que pases por este proceso no deben ser almacenadas bajo ningún pretexto a temperatura ambiente.

Las carnes envasadas al vacío deben ser refrigeradas al menos a 4°C, o si desea por un tiempo más prolongado es recomendable congelarla a temperaturas de -1° a 4°, o menos grados.

Cuando la envasamos esta adquiere cierta tonalidad púrpura debido al vaciado del oxígeno, lo cual no representa ningún tipo de daño en la carne. En cuanto al olor, al abrir la bolsa se podrá percibir un leve olor ácido (ácido láctico), un indicativo de un buen envasado y conservación de la carne, el olor y color desaparecerá con el tiempo. 

Para cocinarla, descongele lentamente con anticipación, lo ideal es en el refrigerador o a temperatura ambiente. Nunca descongele en el microondas, con agua caliente o directamente sobre el fuego, pues esto hará que pierda su calidad original de terneza, jugosidad y sabor.

Ventajas del envasado al vacío:

  • Permite que los alimentos tengan una vida útil mucho mayor
  • Los alimentos que almacenamos al vacío ocupan mucho menos espacio, por lo que se puede optimizar la forma en la que guardamos los productos
  • Cada alimento mantendrá perfectamente su sabor y olor sin mezclarse con otros alimentos
  • Los alimentos no sufren quemaduras por el frío
  • No se pierde ningún tipo de porcentaje de peso del alimento